Lo soñó de chico y ahora espera la batalla final para derribar ese sueño

Por: @marianogandini                                                                                                                                                             

Apasionado del fútbol y del trabajo. Enamorado de su ciudad y amante del esfuerzo. Con raíces paisanas y sangre girasolera. Desde chico soñó con tener su club y llevarlo a lo más alto. El sueño está más vigente que nunca, pero antes deberá ganar la batalla final para que su Agropecuario de Carlos Casares llegue a la 2da división del Fútbol Argentino. En una entrevista única e inigualable,  TODOPROVINCIAL se metió en las entrañas más íntimas del creador y presidente del “Sojero”, Bernardo Grobocopatel.

MG: – ¿Hola Bernardo?

BG: – Si. ¿Quién habla?

MG:- Mariano, periodista de TodoProvincial ¿como estas?

BG: – Como estás Mariano, un gusto saludarte. Acá estamos un poco nerviosos y ansiosos.  

MG: – Me imagino como estarás vos, como estarán los jugadores y toda la ciudad esperando el domingo.

BG: – Si estamos esperando el partido, que será muy complicado. Esperemos poder lograr el objetivo.

13512184_604369283056565_4527329978044226186_n

MG: Me gustaría arrancar con una frase que utilizas seguido que dice “Si lo podes soñar, lo podes lograr” ¿Qué es lo que te mueve de esa frase para vos?

B.G: Soy un convencido de eso. Pero hay que trabajar y mucho, no solo hablar y decirlo, hay que esforzarse en serio. Yo en 5 años no me había tomado vacaciones, recién el año pasado me fui solo 10 días. Hay muchas pequeñas y grandes cosas que tenés que ir dejando de lado en pos de lograr un sueño.

14424774_10210422040930442_6472269601913885726_o

MG: ¿Consideras que la Humildad es trabajar para ser el mejor, pero nunca creerte que los sos?

BG: Exactamente. Cuando te crees que sos el mejor, dedicate a hacer otra cosa, porque vas por muy mal camino. Yo tengo una frase de un hombre inglés multimillonario, que iba por el campo y veía a cualquier peón trabajando y le preguntaba que estaba haciendo, y uno de los trabajadores le preguntó ¿Qué raro usted con la fortuna que tiene que venga a hablar conmigo y me pregunte que estoy haciendo?, y el hombre le dijo, porque me interesa lo que haces, el día que yo sepa todo ya me puedo morir, si ya sé todo.

Yo soy de esas personas que creen eso, que en la vida siempre hay que seguir aprendiendo y en el fútbol siempre seguís aprendiendo, no creo que haya nadie que sepa el 50% de lo que es el fútbol.

18403936_10212733941966523_8380808761277062022_o

MG: ¿Que se siente ser el presidente y creador de un club que en tan poco tiempo logró crecer y ascender de varias categoría y que hoy se encuentra en una situación casi de privilegio con posibilidad de ascender al nacional B?

BG: Yo lo que siento, es que lo que soñé cuando era chico y hoy lo puedo transformar en una realidad, no solamente por qué es mi club, sino también porque es mi ciudad. Tuve la oportunidad de gerenciar clubes de primera, de básquet y un montón de otras cosas, pero a mí no me interesaba. Mi decisión  fue hacerlo en mi ciudad porque tengo la cancha a 10 cuadras de mi casa, con mi gente, mi familia. La verdad que tengo una mezcla de sensaciones que no se si puedo describirlas, pero transportar lo que soñaste de llevar a tu ciudad y a tu club a un nivel tan alto es lo mejor que te puede pasar.

18422264_10212733936606389_8975816127984100717_o

MG: ¿Es real que uno de tus sueños es que Racing vaya a jugar contra Agropecuario a Carlos Casares?

BG: Ojalá. Durante los 90 minutos se me caerían las lágrimas porque me estarían representando a mi papá. Que vaya a jugar Racing por los puntos, (porque un amistoso se puede organizar), pero que venga a jugar Racing por los puntos a Carlos Casares, creo que no lo podría ver porque me la pasaría llorando.

MG: Mencionas mucho a tu papá, quien era un fanático del fútbol y de Racing ¿Cuáles fueron las enseñanzas que más te marcaron de él, no solo como padre, sino como hombre?

BG: El era un fanático de Racing. Y tenía muy inculcada la cultura del trabajo. Dejábamos de trabajar en plena cosecha, nos íbamos a ver a Racing y volvíamos a las 10 de la noche, después de hacer 600 kilómetros y seguíamos trabajando hasta las 4 de la mañana, para recuperar a la madrugada las horas que perdíamos por ir a ver a Racing. Además mi viejo siempre me transmitió que trabajando se logra todo.

“El NO lo tenés de entrada, busca el sí”, me decía de chico. También cada tanto me recordaba “siempre hay que hacer cosas, si hiciste 10 cosas, 4 te salieron mal y 6 te salieron bien, no te preocupes por las 4 que te salieron mal, porque si 6 te salieron bien, es porque no está mal”.

Mirá que muchas veces hemos discutido, no nos llevábamos bien, quizás porque pensábamos parecido y teníamos un carácter fuerte y por ahí venían las peleas, pero gran parte de lo que estoy haciendo, gran parte se la debo a él.

14856199_10210726006369388_8382402564148338885_o

MG: ¿Hoy podemos decir que es tu guía espiritual?

BG: No se si lo tomo como un guía espiritual, pero si es un referente para mi, que me inculcó la cultura del trabajo, que nada viene solo, que podes tener suerte, pero tenés mucho más suerte si trabajas duro. Yo desde los 12 años trabajo con mi papá, bien de chico y te van quedando muchísimas cosas de él.

MG: Detrás del logró de un hombre, existe una gran mujer ¿el caso de Bernardo es la excepción?

BG: Claramente, no. Debo agradecer a Maria mi mujer, sin ella no podría hacer lo que hago. No es fácil bancarse lo que se banca desde hace 5 años. Cuando ganamos vengo con toda la energía pensando en l partido que viene, pero cuando nos toca perder, uno viene amargado, sin ganas de hablar con nadie, quizás el que es un apasionado del fútbol como yo se da cuenta de lo que estoy contando.

Por eso, gran parte de todo esto se lo debo a mi mujer, soy de los que piensa que “detrás de todo gran logro de un hombre, hay una gran mujer” sino todo sería muy difícil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MG: ¿Es verdad que pospusiste el parto de tu hijo porque jugaba Agropecuario?

BG: Si. (Risas) Ya había nacido mi hija mayor; estaba naciendo Pedro mi hijo menor y Agropecuario debutaba en el federal B, mi mujer ya estaba con contracciones y la convencí que se quede en Buenos Aires con dos enfermeras, con las piernas para arriba para que no nazca el domingo, que era el día que jugábamos y quería que nazca el martes, porque el jueves volvíamos a jugar en Bahía Blanca. Y así fue, nació el martes. Así que el jueves estaba en Bahia. Son esas cosas que se las voy a tener que agradecer de por vida.

MG: Hay una bandera que acompaña al equipo a todos lados que dice “Agro no tuvo infancia, nació grande” ¿Consideras que representa la historia del club?

BG: Sí,  es una bandera que yo no coincido. Porque nadie nace grande. Se trabaja mucho y se trabajó mucho para poder llegar a donde estamos. Si respeto lo que dicen los hinchas. Uno puede no coincidir, pero los respeto, pueden colgar las banderas que quieran porque por eso son hinchas y es lo que más debemos respetar los dirigentes, pero nadie nació grande, parece grande porque le pasaron cosas demasiado rápido, pero si te pones a pensar la cantidad de horas que pasamos dedicándole nuestro esfuerzo y la cantidad de gente que lo hace, de otra forma no podríamos tener hoy las inferiores en AFA. Sin el compromiso que tienen los padres, sin cobrar, sacando horas de su vida para ir a trabajar por Agropecuario seria imposible.

13537521_10207969807341148_5705022749276365839_n

Viste que dicen que el virus y las bacterias son contagiosos, yo comprobé que la locura también es contagiosa, se lo he logrado transmitir a todos.

Hay mucha gente trabajando en el club, creamos una empresa de logística para hacer un conjunto, estamos tratando de construir un hotel, lo que pasa que el bolsillo no nos da para todo, si nos agarran dos ascensos de golpe, nos tenemos que poner a hacer las reformas de la cancha, porque todo no se puede, no hay bolsillo que aguante ni horas humanas que aguanten.

Es mucha gente la que está trabajando, en el último año se han generado 70 nuevos puestos de trabajo directo, que para una ciudad como Casares es muy importante,  que genera además muchos indirectos.

13585196_10153821031324366_2529139175693279175_o

Yo le pido a los jugadores que parte del sueldo lo gasten en Carlos Casares; trato de que el Club deje un rédito económico en la ciudad, creo que los clubes deben tener una función social, pero si a la vez tenés la posibilidad de que se genere un movimiento económico mucho mejor para la ciudad.

MG: ¿Sos consciente que hoy el mundo del fútbol a nivel nacional se está preguntando quien es Bernardo Grobocopatel y quien es Agropecuario de Carlos Casares?

BG: Si te diría que no, te mentiría. Lo que si te aseguro, que no me importa mucho. No es mi objetivo. Quizás el mi apellido se conocía por mi primo, pero lo que hace mi primo es muy distinto a lo que hago yo, el es un hombre de negocios y muchos prejuzgan que esto es un negocio, y en mi caso si hay algo que no fue hasta ahora es un negocio.

Se conocía el apellido por Gustavo (Grobocopatel) que no lo juzgo y está perfecto, porque él con su empresa da mucho trabajo, hace crecer al país; pero es muy distinto a lo que hago yo, por eso a veces, no es que no me guste, pero quiero diferenciar bien, el es un empresario y en el caso mío, con el club es una pasión que yo le prometí a mi papá cuando estaba dormido y siempre toda la vida, como me enseñó él, cumplo las promesas y voy a hacer lo imposible por cumplirla.

MG: ¿Consideras que todo este movimiento y lo que se genera alrededor de Agropecuario, puede ser determinante para cambiar la idiosincrasia de la ciudad?

BG: Yo creo que Casares (será que quiero mucho a mi ciudad) es un gigante dormido, y siempre fue un gigante dormido. Que hay mucha gente en Carlos Casares con ganas de trabajar pero siempre se decía vamos a comer a 9 de julio que se come mejor;  o vamos a comprar cosas a Buenos Aires que son mejores;  es como que siempre se menosprecio la ciudad.

Yo estoy convencido que hay grandes talentos. Uno de mis mayores orgullos, fue ayer que estábamos peleando una final para ascender al nacional B y 3 jugadores titulares indiscutidos nacieron en Carlos Casares (Juan Pablo Manzoco, Gonzalo Urquijo y Enzo Díaz) cuando antes hace 4 o 5 años nos decían que de Casares nunca iba a poder pelear un torneo del interior, y ahora estamos peleando para ascender al nacional B con tres jugadores titulares y un par de suplentes. Si nosotros podemos cambiar esa idiosincrasia, Casares va a ser una ciudad acada vez mejor.-

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *