El Kirchnerismo duro “se le para de manos” a Domínguez en Chacabuco

Se le complica la situación política a Julián Domínguez en su tierra. Tras haber perdido el municipio, a manos de Cambiemos y el fuerte revés sufrido en las internas por la gobernación, siendo superado por Aníbal Fernández, ahora se le suma una nueva pelea en lo local y es justamente con sus ex aliados, el Kirchnerismo-Cristinista. Martín Carnaghi fue tajante en su posicionamiento “lo que dijo Domínguez no nos sorprende, hace mucho que notamos su distanciamiento con respecto a la conducción de Cristina; iremos a una interna y veremos quien conduce el peronismo que viene”.

Con relación al escenario de internas planteado por Domínguez, Martín Carnaghi indicó: “Las declaraciones de Julián no me sorprenden en absoluto, nosotros hace mucho que notamos su distanciamiento respecto a la conducción de Cristina. Es su decisión. Por nuestra parte, seguimos siempre al lado de ella construyendo el peronismo que viene.

“Lo manifestamos públicamente y en varios plenarios que se hicieron el año pasado. La respuesta que recibimos fue cerrar el Partido Justicialista. En este escenario y de acuerdo a lo que el mismo Domínguez manifestó en reiteradas oportunidades, iremos a una interna y ahí se verá quien conduce el peronismo”, retrucó Carnaghi.

Respecto al correlato que esta situación tendría en el ámbito local señaló: “Lo que si me sorprende es el cinismo de muchos compañeros que cuando nosotros planteábamos este debate nos acusaban de no querer la unidad y hacían ese comentario repudiable y machista de que nos escondemos detrás de “las polleras de Cristina” por intereses personales”.

En ese sentido, el krichnerista Martín Carnaghi expresó “Bueno, hoy está claro quiénes son los que atentan contra la unidad del peronismo. Lo que Julián plantea en la provincia lo va a tener que aplicar en Chacabuco y ahí estaremos nosotros desde el Frente para la Victoria Chacabuco para dar la batalla que haya que dar, defendiendo a nuestra conductora que es Cristina Fernández de Kirchner.”

Asimismo, consultado sobre los dos espacios históricos del peronismo de Chacabuco y su posicionamiento, Carnaghi recordó que “Mauricio Barrientos en su momento fue claro en la postulación de Randazzo como candidato y nosotros fuimos claros en que nuestra candidata era Cristina o quien ella definiera. Ahora las cartas están echadas, y eso es muy bueno porque cada dirigente, y cada militante peronista va a tener que tener una posición definida con respecto a este debate”.

El dirigente del Frente Para la Victoria fue categórico respecto a la definición que deberá tomar el ex intendente Darío Golía: “Ojala que tome una definición clara y contundente respecto al futuro del peronismo y la conducción de Cristina. Es un dirigente muy valioso y tiene una responsabilidad con la gente que lo votó que es la de cuidar a Cristina desde el lugar que corresponde, que hoy en Chacabuco es el Frente para la Victoria”.

“Espero que no se vaya a su casa sino que defienda sus convicciones desde la militancia porque lo necesitamos. Esperamos que él y todos los dirigentes que quieren a Cristina se arremanguen con nosotros para dar los debates que haya que dar”, aseveró el joven dirigente K.

Carnaghi fue tajante “o se está con Cristina o contra Cristina, porque el momento es crucial, se define el futuro del peronismo y cómo enfrentar las medidas antipopulares que Macri toma todos los días”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *