Una doctora bahiense investiga un novedoso método sin precedentes de detección de abuso sexual infantil

El abuso sexual infantil es un tipo de violencia hacia niños y niñas adolescentes que crece día a día en Argentina y el mundo. A pesar de eso, la mayoría de los casos no son denunciados y, muchas veces, tampoco logran detectarse.

Según un informe realizado por UNICEF en 2003, en los países desarrollados, para los niños de menos de un año de edad el riesgo de morir por los malos tratos recibidos es tres veces mayor que para los niños de edades comprendidas entre 1 y 4 años. Este segundo grupo corre un riesgo dos veces mayor que los niños de entre 5 y 14 años de edad.

Claudia Amigo, Doctora en Psicología especializada en abuso sexual infantil y Presidenta de la Asociación Argentina de Salud Mental (Sede Bahía Blanca), trabaja en una investigación sin precedentes en todo el mundo, sobre casos de abusos a bebés de hasta 36 meses, a través de las pautas evolutivas, la comunicación del vínculo madre- bebé y el desarrollo psicomotor y cognoscitivo.

— ¿De qué se trata la investigación?
— Comenzamos en 2004 explorando la base de datos a nivel internacional donde no existían protocolos ni procedimientos a la hora de detectar a un bebé abusado sin que haya un indicador físico. No teníamos cómo comprobar los abusos. Empezamos a investigar cuáles son los indicadores que presenta un bebé abusado en contraste con uno no abusado.
Una vez que terminamos la investigación mayor -que duró 8 años- seguimos con la segunda parte que es la pesquisa que realizamos a partir de ciertos indicadores como alguna situación extraña. El protocolo lleva entre 40 y 45 minutos.

— ¿Qué antecedentes hay respecto a esta búsqueda?
— En psicología no hay antecedentes mundiales sobre tratamientos a bebés menores de 3 años, hasta el momento la forma de detectarlo era solo por lo físico, pero no siempre está. A veces llegamos muy tarde, cuando el bebé fallece producto del abuso. Tenemos que tener en cuenta, además, los casos que muchas veces no se denuncian porque vienen desde algún familiar y no llegan de forma inmediata a una institución sanitaria.

— ¿Recibiste ayuda por parte de algún organismo del Estado?
— La Subsecretaría de niñez de Bahía Blanca nos dio un espacio para poder hacer la investigación con mayor libertad. Pero realmente ha sido todo a pulmón con Alicia Oiberman, investigadora del Conicet en buenos aires, quien ha hecho grandes aportes. Tenemos además el apoyo de la Universidad Salesiana para seguir con el trabajo de la pesquisa.

—¿En qué consiste la pesquisa?
— Es como un test de 40 minutos; se hace al niño jugar y se tienen en cuenta algunas conductas, luego se aplican ítems sobre el área de apego, el área de conducta y el área de desarrollo psicomotor. Si aparecen indicadores hay sospecha de abuso. Luego tenemos que hacer una intervención familiar, tener entrevistas para trabajar el caso. La pesquisa es una medida preventiva, se podría trabajar esto incluso cuando van a hacer el chequeo médico.

Libro sobre el abuso sexual en bebés publicado por Claudia Amigo en mayo de 2018

— ¿Cómo se pueden percibir los posibles abusos?
— Se puede observar una conducta defensiva en el cambio de pañal, si antes permitía el cambio y ahora no. También los juegos sexuales que no son propios a su edad; un bebé puede llevarse un muñeco a la boca, pero es diferente si le saca la ropa al muñeco o le pasa la lengua por los genitales. No son conductas esperadas. Es lógico que el bebe se toque los genitales en el cambio de pañal, pero no una masturbación compulsiva. Algunos indicadores pueden dar cuenta de que el bebé es abusado y requiere una observación de un profesional que cuente con los elementos para detectarlo.

— ¿Estos métodos de detección tienen validez oficial?
— Hicimos una solicitud al Ministerio de Salud para que se apruebe. Están trabajando en la primera instancia para que todos los que trabajan en salud, especialmente psicólogos puedan desarrollarlo. Esperamos que nos respondan desde el Ministerio para que se apruebe el protocolo y se pueda discutir en el área de Salud de la Nación e implementarse en todo el país. Es un tema muy importante y del que se habla poco, necesitamos con urgencia que se le dé visibilidad.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *