SOEME: “No intervenimos un gremio, intervenimos una estructura financiera que beneficiaba a muy pocos”

Conrado Reinke habló sobre las cuentas y el estado del sindicato de minoridad que dejó la administración Balcedo y de los pasos que se están siguiendo de cara a un nuevo llamado a elecciones que, según se estima, será en diciembre.

La intervención del gremio que representa a unos 22 mil afiliados en la provincia de Buenos Aires, la está llevando adelante paralelamente con el representante del Ministerio de Trabajo, Antonio Masseo y en diálogo con la prensa afirmó que encontraron al gremio en una “situación muy compleja” y que la normalización se está llevando a cabo en tres etapas.

“Primero tuvimos que ordenar y poner en valor la institución, porque ni siquiera teníamos los padrones de afiliados y los servidores habían sido reseteados para que no se pueda acceder a la información. La segunda es colaborar con la investigación que lleva adelante el fiscal Ernesto Kreplak y la tercera es el ordenamiento sindical, es decir reconstituir la representación de los trabajadores”, afirmó.

En cuanto al funcionamiento del sindicato en estos 170 días que dura la intervención, señaló que se está llevando adelante una “gobernanza conjunta con aquellos que han demostrado predisposición y legitimidad en el territorio”, y que en las ultimas paritarias participaron unos 23 delegados de la provincia.

En tanto, sobre el estado de las cuentas y la situación estructural del gremio inaugurado por Antonio Balcedo, padre de Marcelo Balcedo, ahora detenido en el marco de una causa por enriquecimiento ilícito y lavado de activos, Reinke afirmó: “Cuando llegamos el gremio tenía 1,5 millones de pesos. Hoy Soeme tiene 100 millones”.

En esa línea explicó que la gestión anterior “cedía su código de descuentos, que es el capital primario que tiene el gremio para brindar algún tipo de beneficio al trabajador”. Al momento han sido revocados 14 códigos de descuentos con instituciones que cobraban tasas de hasta el 125%. Hoy nos están llegando al Soeme casi un millón de pesos que le cobramos a las entidades bancarias por administrar esa información”, detalló.

También habló de la “puesta en valor del edificio en La Plata y los campings, y de la implementación de seguros y mutualidades que el sindicato debía tener y no tenía”. “Hoy todo vuelve al trabajador y no al beneficio individual de un secretario general que claramente no trabajaba para la construcción de una entidad sindical”, resaltó.

En cuanto a los empleados del gremio manifestó que también se encontraron serias irregularidades: “No solo hemos rescatado patrimonios del Soeme que estaban en poder de radios y de medios, había trabajadores que les pagaba el sindicato pero que prestaban servicio en emprendimientos privados de la órbita del ex secretario general”, denunció.

Sobre los salarios de estos trabajadores expresó que también se registraron anomalías: “Encontramos trabajadores con salarios por debajo de la línea de pobreza y casos que superaban los 140 mil pesos, y en el medio los afiliados con salarios de 10 mil pesos”. Al respecto señaló que iniciaron un “blanqueo laboral” que ya alcanza a unos 122 trabajadores que se desempeñan en el gremio.

Consultado además sobre el procedimiento penal, señaló que se ordenó el procedimiento de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos al tiempo que se solicitó una veeduría de la Organización Internacional del Trabajo. “Es la primera que se solicita en los 99 años de existencia de la OIT”. Respecto a esto último, adelanto que viajarán a Ginebra donde se expondrá sobre “un nuevo modelo sindical de gobernanza conjunta”.

Al finalizar señaló que el gremio, con unos 40 mil afilados a nivel nacional, tuvo que empezar de cero: “No intervenimos un gremio en funcionamiento, intervenimos una estructura financiera que beneficiaba a muy pocos en perjuicios de muchas personas. Estimamos que había alrededor de 20 millones de pesos que se iban como mínimo en erogaciones por mes”, remarcó y completó: “No tenía diálogo intersindical, hoy Soeme está en la Fegeppba representado por Alberto Miguela, y empezamos a tener actividad gremial”, dijo.

“Hoy tenemos casi 100 millones de pesos que están volcados a beneficios. El afiliado tiene que saber que las camionetas que antes estaban en una radio, hoy están para recorrer el territorio entregando guardapolvos, dando información, tenemos un portal que es un punto de encuentro y un lugar donde el afiliado puede denunciar cualquier anomalía, y los beneficios”, concluyó.

 

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *