Se agudiza la crisis de la empresa Río Paraná: “Lamentablemente va a desaparecer”

La centenaria empresa de transporte de pasajeros tandilense quedó al borde de su extinción ya que por un paro de choferes no se encuentra prestando el servicio y tampoco se termina de concretar la fusión con otra firma que le permitiría el salvataje y así mantener el permiso para explotar sus servicios.

Río Paraná atraviesa desde hace años una crisis económica que perjudica a sus trabajadores y a los miles de pasajeros que viajan en unidades en mal estado. La crítica situación de la empresa de los hermanos Morel se aceleró en los últimos meses a partir de varios paros ordenados por la UTA Mar del Plata que aduce que no se pagan los sueldos en tiempo y forma y tampoco se hacen los aportes gremiales.

Luego de analizar distintas posibilidades, la solución parecía que llegaba a partir de una fusión con la empresa Vía Bariloche que compraría el 80 por ciento de las acciones a cambio de 800 mil pesos, haciéndose cargo además del pasivo de la empresa que asciende a varios millones. El pre acuerdo también establecía  que se sumarían veinte unidades modelo 2013 al 2015 para mejorar el servicio.

Para concretar esta medida que permitiría resguardar los 200 puestos laborales y la continuidad del servicio se programó una reunión entre los hermanos Morel por parte de la empresa, miembros de la UTA y el subsecretario de Transporte bonaerense, Mariano Campos. Sin embargo, el funcionario pegó el faltazo y el encuentro resultó infructífero.

El secretario general de la UTA Tandil, Gustavo Morales, aseguró: “La situación es de incertidumbre total porque hasta la media tarde estaba todo solucionado y ahora nos dicen que se ha parado todo”.

“El subsecretario de Transporte, Mariano Campos, que es uno de los principales responsables de esta situación, no se hizo presente en la reunión y dejó a los secretarios, por lo que lamentablemente seguimos igual”, agregó el dirigente gremial.

Por su parte, el abogado y concejal tandilense por Integrar, Mauricio D’Alesandro, explicó: “Vía Bariloche no quiere absorver a Río Paraná porque los permisos  para operar de esa empresa tandilense son provisorios”, y agregó: “Lamentablemente, Río Paraná desaparecerá, es una empresa centenaria, pero se le han dado muchas oportunidades de resolver esta situación, y no han podido”.

Además, el edil contó que diálogo con el subsecretario de Transportes quien le garantizó la continuidad de las 200 fuentes laborales “con la nueva empresa” y sentenció: “Con mucho dolor, debo decir que la idea de la Subsecretaría es terminar con el tema de Río Paraná, porque soy el primero que me preocupé, porque es una empresa importante de Tandil, pero creo que su suerte está definida”.

Por no estar prestando el servicio, la Subsecretaría de Transporte puede dictar que el permiso quedó caduco y llamar a una licitación para ofrecer la explotación de sus rutas a una nueva empresa.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *