Entregaron pañuelos de baldosas removidas en Plaza de Mayo a Madres de Plaza de Mayo

La presidenta del bloque de diputados de Unidad Ciudadana – FpV – PJ estuvo presente en la entrega del pañuelo de baldosas removidas de Plaza de Mayo que entregó la Asociación Madres de Plaza de Mayo. El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tomó la decisión unilateral de modificar el sitio histórico donde las Madres se movilizan los jueves desde hace más de cuarenta años. Estuvieron presentes la presidenta de la asociación, Hebe de Bonafini; autoridades de la casa académica, docentes, no docentes y estudiantes que participaron del descubrimiento de la pieza restaurada por la vicedecana de la Facultad de Bellas Artes, Cristina Terzaghi, la artista plástica Charo Perelli y trabajadores de la universidad.

El secretario de prensa de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Luis Zarranz, recordó la historia de este símbolo de lucha por la memoria, la verdad y la justicia que usaron “por primera vez en una peregrinación a la Basílica de Luján”. “Las Madres empezaron a debatir un elemento que las distinguiera y permitiera reconocerse en la multitud. Una de ellas dijo ‘¿por qué no usamos un pañal? En ese momento eran de tela y todas guardaban un pañal. Inicialmente para reconocerse entre ellas, reclamando por la aparición con vida de sus hijos”.

unnamed (1)

“Esa acción prácticamente pasó desapercibida, sólo dos medios locales cubrieron. Uno, particularmente, empezó a hablar de las Madres con esos pañuelos en la cabeza como elemento distintivo de lo que hoy es un símbolo de lucha y de resistencia”, agregó Zarranz. En relación a los bordados destacó que “cuando las Madres decidieron socializar la maternidad, decidieron reemplazar los nombres propios por ‘aparición con vida’. Dejaron de ser madres de cada uno de sus hijos para ser madres de los 30 mil y de cada uno de los que luchan”.

La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, relató cuáles fueron los pasos a seguir cuando se enteraron que, por decisión del jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, iban a remover las baldosas que rodean la pirámide. “Fuimos un día a las 7 de la mañana a hablar con los trabajadores. La policía miraba y no sabía qué hacer. Hablé con los arquitectos y con los trabajadores y les pedimos retirar los pañuelos”, dijo y comentó que accedieron sin ningún problema. Sin embargo, “cuando se enteró el gobierno de que íbamos a llevar los pañuelos empezó a protestarle a la empresa”.

“Las baldosas están viejitas como las madres”, afirmó de Bonafini y agregó “todo lo de la plaza es historia y no vamos a dejar que la maten porque sí. Vamos a pintar de nuevo los pañuelos para otros cuarenta años que pensamos vivir. Un poco pretencioso; pero, bueno”. Finalmente, la presidenta de la asociación Leyó fragmentos de “Libros que muerden” y se dirigió, especialmente, a los ingresantes de este año: “La dictadura prohibió libros para niños. Fueron prohibidos cantidades, hasta que después quemaron bibliotecas enteras. Cuando llegaban a nuestras casas, también nuestras bibliotecas eran prendidas fuego”.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *