Reforma Laboral: cuáles son los principales puntos del borrador que tiene la CGT

El gobierno nacional viene de entregarle a la cúpula de la central, la única convocada al debate, el boceto del proyecto que pretende enviar al Congreso en unos quince días.

Uno de los ejes tiene que ver con el denominado “blanqueo laboral”, que contempla “extinguir multas o incumplimientos previos”, condonar deudas por contribuciones hasta el 70%, dependiendo del tiempo de la adhesión. También pone fin al Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (Repsal).

Cabe recordar que el REPSAL fue creado en 2014 en el marco de la Ley de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral (26.940) que oportunamente pretendía combatir el empleo no registrado, y fomentar el trabajo digno, garantizando el acceso a la representación sindical, a la salud y a la jubilación.

Reducción de los aportes patronales

Otro de los puntos nodales de la reforma que Mauricio Macri pretende consensuar con la representación sindical, se encuentra relacionado con la reforma fiscal, y tiene que ver con la “reducción de los aportes patronales”, una receta que ya se implantó con Domingo Cavallo en 1994. Hoy son del 27% para los servicios y en 2018 bajaría al 21%. Para el resto de las actividades, como por ejemplo la industria bajaría del 27% al 17%. Para el gobierno, la idea es además llegar a 2022 con una unificación de los aportes en 19%.

Según el cálculo del Centro de Economía Política para la Argentina (CEPA), esta reducción de los aportes patronales generaría un vacío fiscal de 103 mil millones de pesos, que coincide con el monto que el Estado se ahorra (unos 100 mil millones de pesos) por ajustar las jubilaciones por inflación y ya no por la ley de movilidad.

El proyecto no aclara sobre las escalas salariales y si se aplicará a nuevas contrataciones. Según las autoridades del Ministerio de Trabajo “va a ser un blanqueo con disminución de aportes patronales para todos los trabajadores”.

Se termina la responsabilidad solidaria de las empresas

Otro de los ejes del proyecto tiene que ver con la Tercerización laboral y el fin de la Responsabilidad solidaria de la empresa principal. Hasta ahora, la empresa principal responde conjuntamente con el contratista o subcontratista, según el caso, respecto de las deudas laborales y previsionales que tengan éstos con sus trabajadores. Con la reforma, la firma que contrata el servicio de terceros se desliga y no se hace cargo si la empresa contratista no cumple.

Se abaratan las indemnizaciones

Asimismo el borrador que la cartera laboral envió para el análisis de los sindicalistas y empresarios también postula cambios significativos en el régimen de indemnizaciones por despido. Uno de ellos establece que para la base de cálculo de esos resarcimientos solo se tomarán en cuenta los salarios “normales y habituales” percibidos por el trabajador y que serán excluidos aquellos pagos excepcionales que en la actualidad suelen ser computados para la determinación de la indemnización, como el sueldo anual complementario, las horas extras extraordinarias, comisiones, premios y/o bonificaciones, compensaciones de gastos y todo otro rubro que carezca de periodicidad mensual o habitual.

Se crea el Fondo de Cese Laboral

Dentro de ese mismo capítulo, la reforma también postula la posibilidad de habilitar regímenes especiales de despido dentro de los convenios colectivos de actividad, como el “fondo de cese laboral”, un sistema similar a la denominada libreta de desempleo que rige en la industria de la construcción, y que suplanta la indemnización tradicional por un sistema por el cual mensualmente cada trabajador aporta una porcentaje de su salario para conformar un fondo destinado a garantizarle un ingreso cuando pierde el empleo.

“Trabajador independiente con colaboradores”

Por otra parte, la iniciativa oficial introduce dos nuevas categorías laborales. Una se refiere al sistema de vinculación entre trabajadores, característico de pequeñas sociedades comerciales o microemprendimientos, en el cual un trabajador se hace cargo de los aportes y contribuciones del resto de los integrantes de la relación laboral.

El segundo caso, incorpora la figura de “trabajador independiente”, una categoría establecida en la reciente reforma laboral de Brasil, y establece puntualmente que “un trabajador independiente”, puede contratar hasta cuatro “trabajadores independientes”, sin caer en el fraude laboral.

Escribir un comentario

Ver todos los comentarios

Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *